Salud emocional y productividad

Los últimos estudios llevados a cabo por expertos y expertas en recursos humanos han establecido una relación directa entre el bienestar emocional de la plantilla y la productividad y rentabilidad de la empresa.

Ahora más que nunca está claro que solo con personas trabajadoras motivadas, relajadas y por tanto conectadas con los objetivos y filosofía de la empresa se logran los mejores resultados.

 El Informe Global de Bienestar Aon 2021 “Global Wellbeing Survey” ha encontrado un vínculo directo entre la forma en que las organizaciones abordan el bienestar de las personas que trabajan y el desempeño de su empresa.

Los resultados de este estudio, en el que participaron 1.648 empresas de 41 países, ha ofrecido, entre otros, unos datos reveladores:

El 82% de las organizaciones consultadas cree que el bienestar es importante y prioritario para la empresa.

Mejorar el bienestar individual y organizacional tiene un impacto directo en los resultados comerciales, pero requiere de una estrategia, no de iniciativas aisladas.

El estrés, el agotamiento y la ansiedad son los principales riesgos para el bienestar y afectan a los resultados de la empresa.

El futuro del trabajo abarca el bienestar multidimensional con énfasis en el bienestar emocional entrelazado en la organización.

 Motivar y fidelizar

Estos resultados demuestran que solo con una plantilla relajada y motivada y con un buen ambiente laboral se consiguen, en primer lugar, una empresa rentable que genere beneficios, y en segundo unos trabajadores y trabajadoras identificados con el fin y los objetivos de la empresa.

 El bienestar en el ambiente de trabajo fideliza al personal, le anima a tomar iniciativas y a trabajar de manera positiva y creativa por el éxito de la misma.

Las ventas de una empresa con trabajadores y trabajadoras felices aumentan por encima del 30%.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) apunta a que “la promoción de la salud en el lugar de trabajo tiene potencial para mejorar la vida laboral y, como tal, es un componente vital del incremento de la productividad y del desempeño en el lugar de trabajo”. 

En el informe SOLVE, “Integrando la promoción de la salud a las políticas de SST en el lugar de trabajo” se afirma que el estrés relacionado con el trabajo puede contribuir a una incapacidad para afrontar el trabajo y al empobrecimiento de las oportunidades y perspectivas de empleo.

Ante un ambiente de trabajo agresivo y opresor las personas se cierran a las nuevas ideas, son incapaces de ser proactivas y de proponer nuevos retos y proyectos.

 Salud laboral y pandemia

La pandemia de la COVID-19 también ha alterado la salud emocional de los trabajadores y trabajadoras, sobre todo provocada por el teletrabajo.

Un estudio realizado por la OIT en 2020 afirma que el 60% de los empleados y empleadas sufren depresión o ansiedad y que los días laborables no productivos son consecuencia de los efectos nocivos del estrés en la salud del personal de la empresa.

Pero estos efectos también se traducen en una pérdida de productividad y en costes de absentismo y presentismo para la empresa.

En su informe “Gestión de los riesgos psicosociales relacionados con el trabajo durante la pandemia de Covid-19” se apunta un objetivo: “Promover la atención a la calidad del trabajo en lugar de la cantidad de trabajo, comunicar claramente los resultados esperados, evitando recompensar las respuestas más rápidas frente a las mejores respuestas, o las jornadas de trabajo más largas frente a las jornadas de trabajo más productivas”.

En este sentido la OIT también afirma que un liderazgo fuerte y eficaz tiene un impacto positivo en la salud mental y el bienestar de los trabajadores y trabajadoras, por ejemplo, menor ansiedad, depresión y estrés.

“Un liderazgo positivo debe de asegurar que se establezca un sistema bueno de gestión y funcional que integre los diversos aspectos de la SST, incluidos los factores de riesgo psicosocial”.

Para conseguir todos estos objetivos se aconseja, entre otras medidas, enseñar técnicas para calmar y mantener los ritmos naturales de cuerpo, por ejemplo, nutrición, sueño, descanso y ejercicio y proponer técnicas de reducción del estrés y de autorrelajación.

 Evaluar y controlar los riesgos

Los nuevos tiempos han presentado panoramas laborales y situaciones que enfrentan a las plantillas de las compañías con situaciones de mayor riesgo físico y emocional.

Hasta este momento la revisión psicológica solo era obligatoria en algunas actividades laborales (controladores aéreos, por ejemplo), pero ahora quiere llegar a otros horizontes profesionales.

A partir de la aprobación de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social según el Criterio técnico 104/2021 sobre actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Riesgos Psicosociales, las empresas que no tomen medidas de prevención psicológica podrán ser sancionadas. Pero no solo por esta medida, sino por el bien de las personas que componen la organización y la propia empresa, la asunción de recursos y planes que mejoren el ambiente laboral y la salud emocional es a la vez una exigencia y una inversión.

La Unión Europea ha establecido un plan de recuperación para las pymes que contribuirá a reparar los daños causados por la pandemia en las empresas.

España recibirá 14.000 millones de ayudas públicas de las cuales el 17% se invertirán en la “Modernización y digitalización del ecosistema-industria-servicios de la pyme, impulso al emprendimiento”.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española del gobierno pretende ofrecer a las pymes herramientas digitales y tecnológicas para mejorar sus resultados empresariales, pero no hay avance si no se asume la mejora de las capacidades emocionales de los empleados y empleadas para que estén abiertos a adquirir esas herramientas y habilidades.

 Herramientas esenciales

La identificación, gestión y control de las emociones en el entorno laboral es fundamental para atraer a los mejores profesionales, fidelizarlos y así mejorar la imagen de la empresa.

Una persona motivada proporcionará una buena imagen de su empresa. Ahora que las plantillas vuelven a sus oficinas, la “nueva presencialidad” exige nuevos instrumentos de cohesión, comprensión y eficacia.

Incluir la gestión emocional en los planes empresariales y en la formación tiene múltiples beneficios, tanto a nivel personal como global:

Reduce el estrés.

Disminuye el absentismo laboral.

Reduce la rotación de las plantillas.

Aumenta la satisfacción de las personas de la empresa.

Incrementa su motivación y compromiso y por ende su implicación en los planes e iniciativas de la empresa.

Aumenta el compromiso de la plantilla y su productividad. Los equipos con compromiso, según Gallup, son un 21% más eficaces y los trabajadores y trabajadoras que mantienen un compromiso tienen un 27% más de posibilidades de realizar un trabajo excelente.

 Cuidar al que trabaja y proteger el capital humano es un factor indispensable para alcanzar el éxito. Según la revista Forbes “la creatividad, el trabajo constante y mantener una actitud positiva son algunas de las características que identifican a empresas que han triunfado”. Un empleado o empleada que se siente reconocida y cuidada realizará su tarea de manera más efectiva y comprenderá mejor los valores y expectativas de la empresa.

 “No podemos estar en modo supervivencia, tenemos que estar en modo crecimiento”.

Jeff Bezos

 “No olvidemos que las pequeñas emociones son los grandes capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin darnos cuenta”.

Vincent Van Gogh

 “De cara al éxito, la actitud es tan importante como la habilidad”.

Walter Scott

 “Lo que realmente importa para el éxito, el carácter, la felicidad y los logros vitales es un conjunto definido de habilidades sociales, no solo habilidades cognitivas, que no son medidas por test convencionales de cociente intelectual”.

Daniel Goleman

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

para estar al día de todas las novedades

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra