Comunicarte mejor con tu segmento

Al momento de comunicarte es importante la estructura que le das a tus palabras, también la actitud es de absoluta relevancia. Si cuando hablas metes tus manos en los bolsillos, haces movimientos con los pies, o evitas el contacto visual, estarás dando una imagen negativa y las personas creeran que no quieres comunicarte .

Sé muy abierto y directo al momento de hacer preguntas, con el fin de evitar malos entendidos. Si no te queda claro lo que
alguien está tratando de comunicarte, hazlo saber a la otra persona, para evitar malos entendidos.

Beneficios de la comunicación

Aumenta el compromiso de los empleados:  Si te comunicas regularmente con tus empleados y de manera efectiva, lograrás un mayor compromiso de los empleados  y tendrán una actitud positiva hacia su trabajo.  

Fomenta la consistencia:  Si saben lo que quieres lograr en la empresa, tendrán un enfoque mucho más consistente y una menor tendencia de hacer interpretaciones erróneas.

Impulsas la retroalimentación: La retroalimentación es un diálogo necesario que las personas se expresen y den su opinión, esto facilita una cultura de compartir ideas y conocimientos. 

Ayudarás a la comprensión de los objetivos de la organización: La comunicación con los empleados  ayuda a los empleados a entender cómo pueden alinear sus objetivos profesionales con los de la organización.

Tips para una comunicación efectiva en el entorno laboral

• Claridad. Los mensajes deben ser transmitidos con claridad, especificidad y coherencia. La información ha de ser lo más concisa posible, puesto que el exceso de información puede ocasionar ineficiencia.

Conocimiento de la audiencia. Una vez que conoces la audiencia, asegúrate de que tu mensaje conecta con sus necesidades, es importante conocer la tarea de los demás, de esta forma tendremos una mejor visión sobre cómo enfrentarnos a nuestros compañeros.

• Ponerse en los zapatos de la otra persona. Muestra empatía con la persona que habla. Conocer por qué tu interlocutor se comunica o comporta de cierta manera.

• Escucha y haz preguntas. La escucha efectiva ayuda a conocer más sobre tu audiencia, como plantear tu mensaje y como responder al suyo. Mirar a la persona que está hablando y a la que nos dirigimos.

• Buscar el momento oportuno para comunicar. Un mal momento puede echar a perder toda nuestra planificación y remontar la situación será mucho más complicado que simplemente esperar el momento propicio.

Mantener una buena imagen. Ser agradable, simpático y colaborador, pero sin exagerar, puesto que puede dar sensación de falsedad.

• Que tu comunicación verbal y no verbal sean coherentes. Tu cuerpo, tu expresión corporal ha de reforzar tu mensaje, no contradecirlo.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

para estar al día de todas las novedades

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra